El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
(In)certidumbres sobre la inteligencia artificial
Tienda
Ocultar / Mostrar comentarios

(In)certidumbres sobre la inteligencia artificial

  • 4-4-2023 | Gustavo Toledo Lara
  • «Ya que hemos planteado a nivel muy global lo de la IA y el Chat GPT, la pregunta casi obligatoria es ¿cuál puede ser el posible impacto de esto en el contexto educativo?»
Portada

En los últimos tiempos se ha incrementado el hecho de que en muchas conversaciones se esté hablando de algo que se llama inteligencia artificial. La inteligencia artificial (en adelante IA) no es algo que ha nacido hace poco, es decir, la IA ha estado presente en muchos aspectos que casualmente hemos integrado conforme ha avanzado la era digital. No obstante, con la reciente aparición del llamado «Chat GTP» estas ideas se han popularizado de una forma muy veloz. A continuación, intentaremos exponer algunas consideraciones sobre este tema sin dejar de lado que esto todavía se está expandiendo con lo cual, no existe una construcción definitiva sobre lo que conocemos hoy en día.

Primeramente, sería bueno saber lo que se entiende por IA. Básicamente consiste en que un ordenador intente actuar y pensar como un ser humano. Para lograr esto, se necesitan varios elementos que de momento son tres: 1.—un sistema computacional, 2.—un proceso de gestión de datos de dicho sistema y 3.—un conjunto de los llamados «algoritmos». Estos tres elementos se conjugan para que una o varias personas «programen» a un ordenador para que este pueda en su caso «pensar» o «actuar» como una persona. Dicho de otra manera: es hacer que ese ordenador, por ejemplo, nos pueda responder, hablar y hasta dar sugerencias. Todo esto se logra porque esos datos que se recogen para que el ordenador pueda responder a lo que le pedimos, se pasea por millones de datos que se identifican gracias a los famosos algoritmos además de que cuando se programa ese determinado ordenador, también se intenta que la interacción sea lo más parecida a como respondiese una persona.

Por ejemplo, un caso muy sencillo es cuando llamamos a un número y escuchamos una voz humana que nos va indicando una serie de opciones y según nuestras respuestas, esa voz nos da una serie de alternativas. Otro ejemplo quizás más visual es cuando entramos en una determinada página web y en una esquina observamos algo parecido a un chat y en algunos casos se visualiza a una persona creada virtualmente la que en ese caso es la que nos atiende. Estos son algunos ejemplos más o menos cercanos sobre la IA que seguramente más de un lector de estas líneas habrá podido conocer en algún momento.

«Chat GPT es como preguntarle a una persona sobre algo y que esa persona nos responda lo que sabe. Aún no es posible calcular el impacto de esta tecnología en el contexto educativo»

Ahora bien, vamos a tratar un poco el tema de lo que últimamente se ha estado hablando sobre un chat de inteligencia artificial. Nos estamos refiriendo al «Chat GPT» esas siglas «GPT» se corresponden al inglés «Generative Pre—trained Transformer» que traducido al español sería algo como «Transformador generativo pre—entrenado». Esto quiere decir que se trata de un chat que es capaz de dar respuestas de una forma si se quiere natural cuyo fin es intentar imitar o simular el lenguaje humano. Además de esto, con toda la cantidad de datos que hay detrás de ese «Chat GPT» se pueden generar respuestas casi de forma infinita, solo que, y es un detalle que no ha de pasar desapercibido, es que este chat no tiene conciencia humana, o lo que es lo mismo: de momento no es capaz de diferenciar lo que para nosotros es algo bueno de algo malo por lo tanto, lo que se pregunte en ese chat, va a tener su respuesta. El «Chat GPT» al manejar y tener acceso a una enorme cantidad de datos, se entrena para que sea capaz de reconocer una conversación en su contexto con lo que es posible que se le pueda escribir coloquialmente y del mismo modo será capaz de responder. Básicamente es como preguntarle a una persona sobre algo y que esa persona nos responda lo que sabe de eso que le preguntamos.

Ya que hemos planteado a nivel muy global lo de la IA y el Chat GPT, la pregunta casi obligatoria es ¿cuál puede ser el posible impacto de esto en el contexto educativo? Ya mismo, no se puede calcular dicho impacto ya que como se mencionó al inicio, esto tiene un carácter emergente que no permite más que prever el o los posibles efectos, sin embargo, si se ha comentado a nivel de redes sociales alguna información sobre unos estudiantes que hicieron sus trabajos por medio de consultas hechas en el Chat GPT o que algunos docentes mostraban asombro ante la irrupción de dicho Chat entre sus alumnos. Seguramente y mientras estemos leyendo estas líneas muchos otros ejemplos estarán surgiendo alrededor del mundo y específicamente dentro del contexto educativo.

Aunque suene repetitivo, puede ser un buen punto de partida la alfabetización tecnológica pero no desde la postura del «tal vez se pueda usar en algún momento», sino que es algo que ya está siendo manejado por alumnos y estudiantes y los docentes no debemos ni podemos mirar hacia otro lado. Mientras más documentados estemos, podremos «darle la vuelta» a esto que nos ha venido casi sin darnos cuenta y es allí cuando podremos ver la forma de aprovecharnos de la IA para integrarlo en la práctica docente con miras a enriquecer la experiencia de aprendizaje de alumnos y estudiantes. Entre las impresiones que se han compartido es que se puede entender que se va hacia la sustitución en este caso, del docente humano para dar paso a un docente virtual.

No es posible en este momento visualizar un escenario de semejante característica (a título personal espero que no ocurra). Recordemos que la IA tiene detrás de sí a una o varias personas, por lo tanto (y se vuelve a la expresión «de momento»), no es algo que actúe de forma independiente. También está el hecho de la manera en que cada docente pueda tratar este aspecto en sus aulas con sus alumnos o estudiantes. Lo que si es cierto es que ya no aprendemos igual, por lo tanto, el proceso pedagógico como no podía ser de otra manera, ha de adaptarse a los tiempos ya que actualmente el acceso a la información es prácticamente irrestricto y es una oportunidad privilegiada para que el ejercicio docente siga reinventándose y repensándose desde nuevas lógicas de entendimiento.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWK Educación no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar
Subir

Búsqueda en Hemeroteca

Autor
Autor
Nivel Educativo
Nivel Educativo
Sección
Sección

Lo + Leído

Documento
Ultima lectura
Total lecturas

 

Últimos títulos publicados