El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Inteligencia aumentada y avanzada para aprender...
Tienda

Inteligencia aumentada y avanzada para aprender y enseñar

Mariano Fernández Enguita

(Coordinación)

Cuadernos de Pedagogía, Nº 549, Sección Tema del Mes, Enero 2024, Cuadernos de Pedagogía

Hay motivos para la ilusión y la preocupación, pero evitemos que una eclipse a otra. Más allá de las viejas promesas de eurekas basados en datos masivos, tutorización inteligente (en realidad, enseñanza ramificada) a partir del registro digital, etc., el salto en la IA, y potencialmente en su uso educativo (IAEd), que suponen los MML, con ChatGPT como buque insignia, obliga a estudiar, diseñar, experimentar y evaluar sin descanso, con prudencia pero con audacia, las nuevas posibilidades.

Resumen: Mientras escribo va a hacer un año de la aparición de ChatGPT, suficiente para que unos anticipen un mundo de abundancia y otros el fin del mundo, la UE se apresure a regular la IA en modo prudencia y derechos, mientras China lo hace a la manera autoritaria y los EEUU atajan recuperando una vieja ley de seguridad nacional. El propio mundo tecnológico, área digital, se ha descolocado: Microsoft y Meta/Facebook, habían tenido que retirar apresuradamente sus respectivos fiascos en materia de IA (Tay, por ultraderechismo grosero, y Galactica, por falsificación sistemática); Alphabet/Google, presuntamente puntera (crearon el transformador, la T de GPT), sorprendida por ChatGPT, no pudo evitar otro fiasco con Bard y hubo de retirarlo unos meses. Último capítulo, el culebrón de OpenAI: despido del gran jefe Altman, cadena de dimisiones y linchamiento/arrepentimiento de los conspiradores materia para Netflix y reflejo de la tensión entre interés privado y público, negocio y política, utopía y apocalipsis que acompaña a la explosión de la IAG (de generativa, no general).

En la educación, como es habitual, primero fue la alarma: obvia sobre el plagio, que ataca la columna vertebral del sistema tradicional, y latente sobre la eventualidad de que algoritmos o robots pudieran emular a los docentes (¿sustituirlos?); acumulable, claro, a la preocupación general por sesgos, alucinaciones, falsificaciones, brechas…. Del lado opuesto, la habitual exaltación por las tecnológicas y los incondicionales de la disrupción, así como entusiasmo entre los más dispuestos a la innovación. En medio, una mayoría de profesores interesados, preocupados y desorientados ante una tecnología nueva que a todos cuesta comprender, ya en su presente y más en lo que pueda ser el futuro.

Al temor suele suceder el enroque. Ha ocurrido con el informe GEM 2023 de Unesco y su estela. Publicado en inglés en julio, el lector español (todavía hoy, fin de noviembre, no hay traducción completa), podía encontrar un primer resumen en la web del organismo, Tecnología en la educación: una herramienta ¿en qué términos? Pregunta perfecta, más ante el furor por ChatGPT y otros modelos masivos de lenguaje (MML), pues son una tecnología inmadura, no enfocada a la educación (ni desde el ámbito hispano), por lo cual serán necesarias mejoras, purgas, ajuste fino, entrenamiento ad hoc, limitaciones y salvaguardas, acompañamiento, etc. Pero el título inglés era otro: Technology […] on whose terms?: ¿en los términos de quién? Esto ya no habla de un problema técnico (qué) sino de intereses o autoridad (quién) (el Resumen Ejecutivo en español ya traduce «de quién»). Y el hashtag entonces y hoy reza: #TechInOurTerms, en nuestros términos. Quiénes somos nosotros tiene, sin duda, una respuesta oficial: la comunidad educativa (mitad real y mitad entelequia), y otra realista: el profesorado, al que se dirige el informe.

Al día siguiente, algunos medios aseguraban ya que Unesco recomendaba prohibir los móviles en las aulas. No lo dice en ningún lugar, pero el tono del informe animaba a ello. Ahora sufrimos una ofensiva contra el móvil que recuerda aquella contra sus radiaciones, y de las antenas, que resultó pura superstición. Es la tónica: tras la pandemia y la frustrante enseñanza remota de emergencia se revalorizó el cuidado, antes casi indigno; tras la aparición de la IAG, se demoniza el móvil, ayer parte de la solución BYOD. ¿Coincidencia o lo que siempre hemos llamado reacción?

Hay motivos para la ilusión y la preocupación, pero evitemos que una eclipse a otra. Más allá de las viejas promesas de eurekas basados en datos masivos, tutorización inteligente (en realidad, enseñanza ramificada) a partir del registro digital, etc., el salto en la IA, y potencialmente en su uso educativo (IAEd), que suponen los MML, con ChatGPT como buque insignia, obliga a estudiar, diseñar, experimentar y evaluar sin descanso, con prudencia pero con audacia, las nuevas posibilidades. Descartemos la idea de que la tecnología, material y venal, va a arruinar una educación espiritual y desinteresada. El sistema escolar es hoy una estructura hipostasiada por una tecnología, o por dos: el libro, que fija la información para bien pero con costes, y la imprenta, que lo multiplica a bajo precio. Su versión escolar, el libro de texto (parecido solo en la forma), dicta lo demás: se verbaliza en la lección, se resume en la pizarra, se reitera en las tareas, se repite en el examen, etc. El conjunto, sin embargo, expulsa del aprendizaje a la conversación, único medio de comunicación inscrito ya en nuestra genética (la lengua que el niño aprende sin esfuerzo), paradigma de otra educación (socrática, dialógica) y lo que nos devuelve ahora, y lo hará mejor, la IA generativa, pronto interactiva, en todo caso conversacional.

Los textos que siguen apenas son primeras incursiones. Kukulska-Hulme & al., Trujillo, y López-Cuadrado & al. abordan, en los tres primeros textos, los múltiples usos potenciales de la IAEd y, en particular, en el aprendizaje de una lengua adicional (son modelos de lenguaje) y en la creación de tecnologías asistivas para la inclusión (son extensiones de nuestros sentidos y herramientas). Gallent y Comas, y García Peñalvo se ocupan de las grandes preocupaciones académicas surgidas: el plagio y la evaluación. Castañeda, García San Martín y yo mismo abordamos aspectos más generales: los entornos personales de aprendizaje, la competencia digital docente y la simbiosis de inteligencia natural y artificial en aprendizaje y enseñanza.

Palabras clave: Educación. Transformación digital. Comunidad educativa. Inteligencia Artificial Generativa. Inteligencia aumentada. Inteligencia avanzada. Ciborgdocencia. IAEd.

Notas

(Traducción de ChatGPT, con alguna -poca- corrección de estilo y jerga por MFE)

Abstract: As I write, it’s almost a year since the public opening of ChatGPT, enough time for some to anticipate a world of abundance and others the end of the world, the EU rushing to regulate AI in a manner of caution and rights, while China does so in an authoritarian way and the US responds by reviving an old national security law. The very same tech world, in its digital area, has been unsettled: Microsoft and Meta/Facebook had to hastily withdraw their respective AI fiascos (Tay, for rude far-right extremism, and Galactica, for systematic falsification); Alphabet/Google, supposedly leading (they created the transformer, the T in GPT), surprised by ChatGPT, could not avoid another fiasco with Bard and had to withdraw it for a few months. The latest chapter, the OpenAI soap opera: the dismissal of the great boss Altman, a chain of resignations, and lynching/regret of the conspirators material for Netflix and an expression of the tensions between private and public interest, business and politics, utopia and apocalypse that accompanies the explosion of Generative AI (not general).

In education, as usual, the first response was alarm: obvious about plagiarism, which assaults the backbone of the traditional system, and latent about the eventuality that algorithms or robots could emulate teachers (replace them?); adding, of course, to the general concern about biases, hallucinations, make-ups, divides and gaps... On the opposite side, the usual hype by tech companies and unconditional supporters of disruption, as well as enthusiasm among those most prone to innovate. In the middle, most teachers simply interested, worried, and disoriented by a new technology that is difficult for everyone to understand, both in its present and even more so in what the future may hold.

Fear is often followed by entrenchment. This happened with the UNESCO GEM 2023 report and its aftermath. Published in English in July, the Spanish speaking reader (still today, at the end of November, there is no complete translation) could find a first Spanish summary on the organization’s website, Tecnología en la educación: una herramienta ¿en qué términos? (Technology in Education: A Tool in What Terms?). A perfect question, especially in the midst of furor over ChatGPT and large massive language models (LLM), as far they are an immature technology, not focused on education (nor fed in Hispanic language and culture), hence improvements, purges, fine-tuning, ad hoc training, limitations, and safeguards, support, etc., will be necessary. But the English and original title was different: Technology […] on Whose Terms?: This no longer speaks of a technical problem (what) but of interests or authority (whose) (the Executive Summary in Spanish already translates it as «whose»). And the hashtag then and now reads: #TechInOurTerms, so now they are «ours». Who «we» are has, undoubtedly, an official answer: the educational community (half real and half entelechy), and a realistic one: teachers, to whom the report is addressed.

The next day, some media were already claiming that UNESCO recommended banning mobile phones in classrooms. It is not stated anywhere, but the tone of the report encouraged it. Now we suffer an offensive against the mobile phone that reminds us of the former one against its radiations, and that of the antennas, which turned out to be pure superstition. It’s the general trend: after the pandemic and the frustrating emergency remote teaching, care, previously almost unworthy, was revalued; after the appearance of Generative AI, the mobile phone, yesterday part of the BYOD solution, is demonized. Just coincidence or what we always called reaction?

There are reasons for both illusion and concern, but let’s avoid one eclipsing the other. Beyond the old promises of eurekas based on massive data, intelligent tutoring (in practice, branched teaching) from digital records, etc., the leap in AI, and potentially in its educational use (AIEd), that LLMs represent, with ChatGPT as the flagship, forces us to study, design, experiment, and evaluate tirelessly, with caution but with audacity, the new affordances. Let’s discard the idea that technology, material and venal, is coming to ruin our spiritual and disinterested education. The school system today is a structure hypostatized by a technology, or two: the book, which fixes information for good but with costs, and the printing press, which multiplies it at a low cost. Its school version, the textbook (similar only in form), dictates the rest: it is verbalized in the frontal lesson, summarized on the blackboard, reiterated through desk and homework, regurgitated at exams, etc. The whole, however, expels from learning the conversation, which is the only medium of communication someway deeply engraved in our genetics (the language that the child learns effortlessly), a paradigm of another education (Socratic, dialogic) and what now returns to us, and will do better, generative AI, soon interactive, in any case conversational.

The following texts are just initial forays. Kukulska-Hulme & al., Trujillo, and López-Cuadrado & al. address, in the first three texts, the multiple potential uses of AIEd and, namely, in learning of a second language (they are language models) and the design of assistive technologies for inclusion (they are extensions of our senses and tools). Gallent and Comas, and García Peñalvo, deal with the two major academic concerns arisen: plagiarism and assessment. Castañeda, García San Martín, and this editor address more general aspects: personal learning environments, digital teaching competence, and the symbiosis of natural and artificial intelligence in both learning and teaching.

Keywords: Education. Digital transformation. Educational community. Generative Artificial Intelligence. Augmented intelligence. Advanced intelligence. Cyborgreathing. AIEd.

Notas

(Translated into English by ChatGPT with some edition, for style and jargon, from MFE)

Pedagogías que utilizan herramientas de IA. La utilización de herramientas de IA como ChatGPT para apoyar la enseñanza y el aprendizaje

Agnes Kukulska-Hulme & al.

La Inteligencia Artificial en el aprendizaje de lenguas adicionales

Fernando Trujillo

Inteligencia Artificial en tecnologías de apoyo a la discapacidad para el ámbito educativo

José‐Luis López‐Cuadrado, Mónica Souto‐Rico, José Manuel Sánchez-Pena e Israel González‐Carrasco

La llama de Prometeo: IA e integridad académica

Rubén Comas-Forgas y Cinta Gallent-Torres

Cómo afecta la inteligencia artificial generativa a los procesos de evaluación

Francisco José García-Peñalvo

La evolución de los PLE en la era IA: más preguntas en el mundo de las respuestas

Linda Castañeda

¿Qué lugar ocupa la IA en las competencias digitales de los docentes?

María Jesús García San Martín

Perder el miedo a la IA Generativa

Mariano Fernández Enguita

Añadir comentario2Comentarios
Canchoreloj|26/01/2024 8:27:44
Muy interesante.Notificar comentario inapropiado
hugozan9|14/01/2024 20:27:10
InteresanteNotificar comentario inapropiado
Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWK Educación no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar
Subir

Búsqueda en Hemeroteca

Autor
Autor
Nivel Educativo
Nivel Educativo
Sección
Sección

Lo + Leído

Documento
Ultima lectura
Total lecturas

 

Últimos títulos publicados